PROGRAMA DE EDUCACIÓN FINANCIERA DEL BANCO COOOPNACIONAL S.A.
Buscar
logo mi herramienta financiera
Tip de Seguridad

"No entregue su clave personal a nadie y procure cambiarla cada cierto tiempo"

curva abajo

Tips de Seguridad

Elija uno de los siguientes tips de seguridad:

¿Qué hacer ante un Robo de la Tarjeta de Crédito y/o Débito?

tip de seguridad 1

Al día de hoy, prácticamente todo el mundo es titular de alguna tarjeta. Es más, cualquier persona posee varias, sin necesidad de ser un millonario.

Existen diferentes tipos de tarjetas, como las bancarias (de crédito y débito), las de establecimientos (que permiten comprar en una cadena de tiendas o negocios), y otras muchas como las telefónicas o las de acumulación de puntos.

Pero vamos a centrarnos en las que suponen un problema cuando se pierden o caen en manos ajenas: las de crédito, débito o compra en algún establecimiento, pues un mal uso de ellas por parte de los delincuentes repercutirá en cargos no deseados en nuestras cuentas.

Pérdida de tarjetas de crédito, débito o compra

El primer consejo que queremos dar es que no se lleven todas las tarjetas juntas, cosa harto difícil hoy en día. Para la mayoría de nosotros, perder una cartera es un amargo trago, pues llevamos todo tipo de tarjetas, licencia de conducir, tarjetas de los seguros y credencial de trabajo, etc.

Pero una vez consumada la pérdida, además de lamentarnos, hemos de actuar con rapidez. Será importante que tengamos las tarjetas a buen recaudo y sepamos dónde están en todo momento, pues será la única forma de darnos cuenta de su falta lo antes posible.

Lo primero que debemos hacer es llamar a los teléfonos existentes en caso de pérdida, que están disponibles 24 horas al día. Desde allí nos anularán inmediatamente las tarjetas para que no se puedan usar más. Conviene que anotemos la fecha de llamada y la hora, para tener claro cuándo se realizó la anulación para gestionar posibles reclamaciones futuras.

Robo de tarjetas de crédito, débito o compra

En caso de que tengamos constancia de que nuestras tarjetas han sido robadas (un atraco, allanamiento de la vivienda, robo en el carro, etc.), lo primero que debemos hacer, además de llamar al teléfono para que las anulen, es ir a denunciar el robo ante el Organismo Competente. Así, la denuncia servirá de documento oficial donde constan el día y la hora del robo, datos útiles a la hora de reclamar cualquier uso indebido de las tarjetas.

Podemos tener suerte y que las tarjetas queden bloqueadas antes de ser usadas por los amigos de lo ajeno. Pero, ¿y si nos sustraen dinero o compran con ellas?

Si te han sustraído dinero o cargado compras de tus tarjetas robadas o perdidas

En los casos de robo, el cliente es responsable de lo que le sustraigan antes de la denuncia. El resto correrá a cargo de la entidad, pero si han sacado dinero de nuestras cuentas en el cajero con nuestra clave, la entidad no se hace responsable porque lo considera un mal uso del producto (si llevamos la clave apuntado en algún lugar, por ejemplo).

Además, cuando compremos en establecimiento se recomienda no perder la tarjeta de vista para evitar que se realicen duplicados de la banda magnética, así como guardar todos los recibos de las compras para que no se nos carguen cantidades mayores que las que aparecen en la factura.

Si la tarjeta ha sido usada para comprar en Internet

Cuando se trata de compras por Internet, el fraude es más complejo. Los establecimientos pueden estar en diversas partes del mundo, con la consiguiente dificultad de reclamar.

De todas formas, habrá que denunciar el caso ante los Organismos Competentes y anular las tarjetas para que no se usen de nuevo de forma ilegal.

Además, para prevenir malos usos de las tarjetas en la red, debemos fijarnos en que las páginas donde ponemos los datos de las tarjetas sean exclusivamente páginas seguras, es decir, páginas con certificados de seguridad. Estas páginas se distinguen porque el comienzo de la dirección ha de ser https, es decir, el comienzo normal de una página pero con una S, de seguridad o safety. Además, en la parte inferior derecha de la pantalla aparecerá el icono de un candado.

En resumen

En caso de robo o pérdida de una o varias tarjetas, se deberá anularlas y denunciar tan pronto como sea posible.

Conozca cómo los delincuentes afectan su bolsillo y la seguridad en general de los usuarios financieros.

tip de seguridad 2

Clonación de tarjetas

Este delito se caracteriza porque utilizan dispositivos que permiten copiar la información que están guardada en la banda magnética que tiene la tarjeta al respaldo. Normalmente los instalan en los cajeros o en los datáfonos.

La información allí almacenada permite a los delincuentes realizar compras a nombre del titular de la tarjeta.

¿Qué hacer?

  • Para evitar que esto le pase a usted, recuerde que la tarjeta crédito o débito es de uso exclusivo del titular de la cuenta, por lo tanto no la pierda de vista.
  • Tenga mucho cuidado al usar cajeros automáticos, revise que no tengan objetos extraños en el lugar donde se inserta la tarjeta.
  • No acepte la ayuda de nadie al realizar retiros en cajero o pagos en establecimientos de comercio.
  • Y sobre todo no revele su clave personal y procure cambiarla cada cierto tiempo.

Sacapintas

Esta clase de hurto, involucra un grupo de personas con funciones específicas dentro de la organización de delincuentes, donde uno de ellos está atento dentro de la sucursal bancaria pendiente de los retiros que efectúan los clientes. Una vez se identifica quién sale con importantes sumas de dinero, se inicia una persecución hasta un lugar conveniente para realizar un atraco.

¿Qué hacer?

  • La manera de prevenir este delito empieza con la reserva que usted tenga de sus operaciones bancarias.
  • Si va a retirar mucho dinero del banco procure solicitar un cheque de gerencia o si lo considera necesario pida que le asignen un policía quien se encargará de escoltarlo hasta su destino.
  • Cuente con la compañía de alguien de su absoluta confianza y no realice operaciones cuando este solo y sin un medio de transporte seguro.
  • Reporte a los funcionarios del banco la presencia de personas sospechosas. Tenga en cuenta aquellas que dejan pasar en la fila, quienes están en el banco supuestamente esperando la atención de un funcionario o quienes a la entrada están hablando por celular.
  • Si es común para usted el movimiento de efectivo, use diferentes rutas para ir o para salir del banco.

Suplantación del personal bancario

Algunas personas se aprovechan de la congestión que pueden tener algunas oficinas y con un carnet falso se identifican como empleados del banco, con amabilidad le sugieren que ellos cumplen la función de agilizadores en la fila y se ofrecen a realizarle la consignación. Así usted entrega su dinero y ellos se desaparecen.

¿Qué hacer?

  • Informe al Jefe de la sucursal si alguien se le acerca a ofrecerle ese servicio.
  • No olvide que los bancos tienen ventanillas como área específica para recibir y entregar dinero, por lo tanto ninguna persona que se encuentre fuera del área mencionada, está en la capacidad de recibir sus recursos.
  • No acepte la colaboración de nadie y haga la fila con la mayor tranquilidad posible.
  • No comente con nadie en la fila sobre la transacción que va a realizar.

Las advertencias de seguridad para retirar dinero del cajero electrónico deben ser atendidas para evitar costosos dolores de cabeza.

tip de seguridad 3

Utilizar el cajero electrónico es una de las formas más eficaces en la que las personas pueden tener acceso al dinero en efectivo, hacer transferencias y conocer información de su saldo.

Sin embargo, a veces las personas olvidan tomar las medidas de precaución suficientes y se convierten en víctimas de fraudes.

Entre las malas prácticas al usar un cajero se encuentran:

1. No fijarse en que el cajero contenga objetos extraños en las ranuras donde se inserta la tarjeta y en la que desembolsa los billetes.

2. Permitir que extraños ayuden a retirar dinero.

3. Escribir la clave en la misma tarjeta sigue siendo un error frecuente, especialmente en personas muy adultas.

4. No guardar los recibos emitidos por el cajero electrónico, comportamiento que se recomienda corregir porque es un soporte que agiliza cualquier tipo de reclamación y permite a quien retira tener un control de sus movimientos financieros por ese medio.

5. Retirar grandes sumas de dinero en los cajeros sin un acompañante es una de las situaciones más frecuentes. Algunos usuarios retiran el máximo permitido, para lo que es recomendable estar acompañado de alguien de plena confianza.

6. Mantener la misma clave durante un periodo de tiempo extenso. Muchas personas siempre retiran en el mismo cajero y no la cambian periódicamente por lo que se convierten en objeto de delincuentes. Lo recomendable es modificar la clave cada 90 días.

Recuerde que la mejor forma de cuidar su dinero y su bolsillo es escuchando las recomendaciones en materia de seguridad bancaria que aportan las entidades financieras y las autoridades.

curva abajo interiores
logo banco
PROGRAMA DE EDUCACIÓN FINANCIERA DEL BANCO COOOPNACIONAL S.A.